Asuntos Públicos – El show del Informe de Gobierno

Eduardo Coronel Chiu

El show del Informe de Gobierno

Como un producto chatarra que pretende persuadir de sus falsas bondades mediante la publicidad, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares busca hacer creer que sus pobres resultados en el primer año de gestión, rebasado por los problemas de la entidad, pueden presentarse como logros extraordinarios, casi proezas.
Es claro que su campaña de propaganda personalizada e inconstitucional intensificada hace unos días con motivo de su primer informe busca tapar la realidad de Veracruz con la imagen idílica de Yuneslandia. Minimizar las graves situaciones que padece la mayor parte de la población del estado en materia de seguridad pública debido a la incontenible delincuencia, el empeoramiento de las condiciones de vida a causa de la recesión económica, mayor pobreza y desempleo; con propaganda justificar su actuación, dar excusas; soslayar la falta de obras públicas y la parálisis de su administración, como ya se ha visto, presentar como propias obras y acciones que no le corresponden, realizadas por el Gobierno Federal. Machacar el trillado tema del encarcelamiento del ex gobernador Javier Duarte –hecho realizado también por el Gobierno Federal– y en lo local, explotar su justicia facciosa y negociada, como si fuesen los juicios de Nuremberg. Mientras muchos más de los identificados miembros enriquecidos de la banda de Duarte son intocables.
Espectáculo como PAN-fleto
El acto de hoy en el Congreso se inscribe en ese pan-fleto del gobernador en campaña. Hace tiempo que en este país y este estado, el día del informe de gobierno ya no es el día del titular del Poder Ejecutivo –lejos del antiguo régimen– incluso el Presidente de la República no acude a la Cámara de Diputados (Vicente Fox no pudo entregar el suyo personalmente en 2006).
Miguel Ángel Yunes, embelesado con los actos de ejercicio del poder y su escenificación, no pudo resistir a su protagonismo y ansías de reflectores en su primer informe –el penúltimo, por cierto. Decidió ir personalmente a entregar el documento y “dirigir un mensaje” ante sus simpatizantes, en rigor, un acto partidista, de facción y promoción personal. Como es sabido, la obligación constitucional vigente no pide la presencia del titular del Poder Ejecutivo, tampoco que se haga en asamblea legislativa.
El texto constitucional alusivo se reduce a dos líneas (artículo 49, fracción XXI, de las atribuciones del gobernador del estado), “presentar ante el Congreso del Estado, el 15 de noviembre de cada año, un informe escrito acerca del estado que guarda la administración pública”. El formato es muy simple, basta la entrega del documento a la oficialía de partes, ya que lo relevante es el contenido, no la persona que lo entrega. Es un acto de rendición de cuentas, no de culto a la personalidad y propaganda.
No tendrá problema para el montaje del show en la explanada del Palacio Legislativo –no en el salón de sesiones, donde se las vería con el pleno de diputados, grupo en conflicto por el mayoriteo de la alianza PAN-PRD, espacio donde el partido Morena podría salirse del libreto de la apología–, sino en el patio del legislativo y ante una representación controlada; lo atenderá la Mesa Directiva del Congreso que está a su servicio –la presidenta María Elisa Manterola es como su ama de llaves, y el coordinador de los panistas, Sergio El Bailador Hernández, su mayordomo, tenido como usurpador de la presidencia de la Junta de Coordinación Política por varias bancadas legislativas.
Para la ovación convocaron la asistencia de su clase política, los del frente –PAN-PRD y MC–, todo el séquito, la corte, el rey y su delfín.
Tras el lanzamiento a fondo de hoy, en los cinco días siguientes aprovechará Yunes para continuar su campaña ilegal de promoción personalizada, habrá mítines en varias regiones del estado.
Sí se parecen Fidel y Yunes
Pese a que era una práctica en desuso en Veracruz y la Constitución del Estado había derogado la comparecencia del gobernador al Congreso con motivo del informe anual de labores, Fidel Herrera acudió, en su primer año, como Yunes hoy, aunque aquel entró al recinto legislativo y este celebrará en el patio. Tienen otras muchas similitudes, pero hoy solo es pertinente la citada ¡Sí se parecen!
Comparecencias, al vapor. Madruguete
La obligación constitucional para el Congreso, una vez recibido el informe del gobernador acerca del estado que guarda la administración pública, es realizar su análisis –glosa– y citar a los secretarios del despacho o equivalentes ante las comisiones legislativas correspondientes para interrogar, comentar y debatir los distintos ramos.
Se dice que el calendario ya se aprobó y que comenzarán este viernes con apenas dos días para revisar el documento y sus anexos, se estrenarían el secretario de gobierno Rogelio Franco y Jaime Téllez Marie de Seguridad Pública, y al día siguiente, Guillermo Moreno Chazarini de Finanzas, en sabadazo. Como para que los diputados no tengan oportunidad de informarse y cuestionar los datos del informe. Que se queden con la propaganda, los espectaculares, los spots y el “mensaje a los veracruzanos”. Mañana hay sesión del Congreso para aprobar el calendario de comparecencias y el “formato” de las mismas, con intenciones de las bancadas del PAN-PRD de blindar a sus jefes.
Una regla del gobierno exitoso: NO PAGARÁS las deudas
No se sabe si en su campaña electoral “por el trono que papi me prometió”, encubierta como curso de superación personal, “Un gobierno municipal exitoso”, el Principito alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, revela una de sus claves: “No pagarás”, generar ahorros no pagando y además molestarse si le cobran, según trascendió del caso con la empresa operadora del agua, a la que le debe 55 millones de pesos por consumo de agua. Y se ofendió de que le cobraron en carta abierta.