Asuntos Públicos – Yo(yo) informo con autocomplacencia

Eduardo Coronel Chiu

Yo(yo) informo con autocomplacencia

Como se había previsto, únicamente ante sus empleados, seguidores y aliados políticos, en el atrio del Palacio Legislativo, el gobernador Miguel Ángel Yunes, después de entregar a la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso el documento que dice contener el estado que guarda la administración pública, dirigió un mensaje auto complaciente y faccioso de propaganda personal.
No cambió la retórica demagógica que lo caracteriza para resaltar dudosos logros –el encarcelamiento de Javier Duarte, hecho no propio sino del Gobierno Federal–, los montos mínimos recuperados de modo “extra legal” –así como la supuesta reducción al déficit de las finanzas, como es sabido, sólo aparente, pues resulta de la adulteración de la contabilidad gubernamental–; lo mismo que los “ahorros” de la reestructura de la deuda, cuando solo alarga el plazo, ocultando que se incrementarán los pagos totales. Tampoco varió las excusas para soslayar el incumplimiento de su compromiso de bajar la inseguridad en el estado (“la delincuencia aumentó en todo el país”), la recesión, el desempleo y la mayor pobreza son también problema nacional. Y como desarrollo económico presumió las acciones federales de inversión o fomento económico, como si fueran suyas: la inversión energética, la ampliación portuaria de Veracruz y la declaratoria de Coatzacoalcos como Zona Económica Especial.
La egolatría se condensa en el lema oficial de este informe, “Yo Informo”.
Quiere más espacios de promoción personal 
A contracorriente con las posiciones democráticas de pluralidad que en este país cancelaron el informe de labores del Ejecutivo como espacio de lucimiento y culto a la personalidad, Yunes Linares intenta restaurar el momento del gobernador en el Congreso. Ayer anunció haber enviado una iniciativa al Congreso para reformar la Constitución Política del Estado a fin de que el gobernador acuda personalmente a entregar el Informe de Gobierno –hoy es sólo un trámite de oficialía de partes, entrega de correspondencia, que Yunes convirtió en mitin partidista.
Pero no se esperará a que se consume la reforma constitucional y aplique en su caso el año próximo, para su segundo y último informe de gobierno. Pretende que lo “inviten” a una sesión ordinaria del pleno de diputados para “responder” a las preguntas que tengan sobre el estado de la administración o temas específicos. La falsedad de esa propuesta se advierte desde el manejo selectivo a los invitados ayer. Los grupos legislativos de oposición no fueron invitados –la bancada de Morena ayer lo señaló como un mal signo de convivencia política. Habría tenido que consentir la expresión de puntos de vista contrarios a la visión auto complaciente y ególatra del gobernador.
Tampoco asistieron al mitin del grupo gobernante los diputados del PRI, con excepción de Armando López Contreras, miembro de la Mesa Directiva, es el secretario de las dos damas de la coalición PAN-PRD, María Elisa Manterola, presidenta, y Dulce María López, vicepresidenta. Por cierto, López Contreras se contagió del sentimiento de las masas presentes, sin reparar que milita en el PRI, aplaudía arrebatadamente al gobernador Yunes como foca. ¿Se pasará, como otros priistas, al PAN?
Hoy sesiona el congreso
En la sesión de hoy se observará el grado de conflicto que prevalece en el Congreso. Entre otros temas tendrán que votar sobre el calendario de comparecencias del gabinete de Yunes para la glosa del informe.
El tamal que llevan armado PAN-PRD programa iniciar a partir de mañana con las áreas más controvertidas, la Secretaria de Gobierno (Rogelio Franco) y Seguridad Pública (Jaime Téllez Marié) y dar sabadazo con las finanzas de Chacha-rini.
Además pretenden modificar el formato de las comparecencias. También se espera voten sobre la “invitación” que quiere Yunes para hacer su fiesta de aniversario “Yo (yo) informo en el Congreso”.
Seguro habrá pronunciamientos de la oposición sobre el informe de Yunes.
Ordena la corte legislar sobre publicidad oficial
En un caso sin precedentes en la vía de juicio de amparo y de omisión legislativa para el Congreso de la Unión, la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió imponer al Congreso de la Unión un plazo para legislar en materia de publicidad oficial.
Ante la omisión del Congreso de la Unión de expedir la legislación sobre publicidad oficial en los plazos establecidos por la disposición transitoria de una reforma constitucional de 2014, la organización Artículo 19 entabló un juicio de amparo por violaciones a derechos humanos. En las primeras instancias a nivel juez de distrito y tribunal colegiado negaron el amparo, pero la sala de la Corte atrajo el juicio, por su importancia constitucional, y le dio palo al Congreso de la Unión.
El núcleo de la sentencia ayer aprobada (4 a 1), ponencia del ministro Arturo Zaldívar, establece que la omisión de expedir la citada ley viola la libertad de expresión, de prensa e información. Argumenta que este derecho requiere de medios de comunicación libres, que transmitan a los ciudadanos todo tipo de opiniones, para lo cual es necesario que cuenten con ingresos económicos suficientes. Concluyendo que la ausencia de regulación en publicidad oficial propicia un ejercicio arbitrario del presupuesto en comunicación social.
El plazo para el Congreso de la Unión es antes del 30 de abril de 2018. Hasta ahora los legisladores federales no se han podido poner de acuerdo en cómo hacer la regulación; contra la hora límite tendrán que hacerlo.