Antorchistas bloquean el centro, exigen inmuebles invadidos

Xalapa, Veracruz
Integrantes de Antorcha Campesina, encabezados por su dirigente estatal, Samuel Aguirre Ochoa bloquearon la calle Enríquez, para exigir al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, obra pública, agua potable y alumbrado público que beneficien las colonias y comunidades de 105 municipios, dónde ellos habitan.
Aguirre Ochoa dijo que hace ocho meses se reunieron con el Mandatario estatal y se comprometió atender las 780 demandas de construcción de centros de salud, escuelas, carreteras, caminos, unidades deportivas introducción de agua potable, drenaje y alumbrado público.
Son alrededor de 600 integrantes de Antorcha Campesina los que recorrieron las calles de la ciudad para exigir al gobernador una reunión y que les devuelvan las casas del fraccionamiento Villas Xalapa de donde fueron desalojados hace una semana, con el uso de la Fuerza Pública, en cumplimiento a la orden de un juez federal.
Aguirre Ochoa expresó “Ojalá abra las puertas de palacio y no las cierre al pueblo, un gobernador como usted que se dice progresista y de izquierda se ve muy mal cerrando las puertas a los ciudadanos. Debe gobernar para los pobres como lo dijo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador”.
El líder de Antorcha Campesina reclamó que el gobierno del estado haya utilizado a elementos de la policía antimotines de la secretaría de Seguridad Pública (SSP) para desalojar a 38 familias de Villas Xalapa, que habitaban igual número de casas desde hace diez años.
“Puso la policía al servicio de gente poderosa, al servicio de empresarios constructores, en vez de combatir la delincuencia que tanto daño hace a los veracruzanos”, señaló.
Aguirre Ochoa advirtió que si el gobierno del estado no regresa las casas de Villas Xalapa y no hace la obra pública que exigen, entonces realizarán marchas y manifestaciones cada dos semanas en la capital del estado.
Finalmente los hombres y mujeres de esta organización se retiraron de la calle Enríquez, y se colocaron algunos en la plaza Sebastián Lerdo y otros más en el pasillo de palacio de gobierno en espera de una respuesta de las autoridades.