Defiende Beyoncé lo suyo

Los Ángeles
Tal parece que toda la belleza, el talento y ser considerada una de las personas más influyentes del mundo no son suficientes para Beyoncé, pues demostró que siente igual que cualquier mujer cuando ve que otra le coquetea a su pareja.
Ser una mujer sensual no le impidió sentir celos de su esposo, el rapero y productor Jay-Z, en pleno partido de basquetbol.
Y es que el comportamiento de la intérprete en la cancha durante un juego de la NBA sorprendió a miles de seguidores, por una mujer que se inclinó para conversar con el rapero y empresario.
La pareja presenciaba el tercer partido entre Warriors y Toronto Raptors (109-123), pero las cámaras se percataron de un momento incómodo entre la cantante de R&B y la esposa del dueño del equipo Golden State Warriors.
Para algunos fue un empujón de parte de la intérprete de “Single Ladies” sobre Nicole Curran, quien insistentemente buscaba entablar una charla con Jay-Z, mientras Beyoncé estaba en medio de los dos.
En el video se ve la cara de molestia de la cantante y al final hasta un ligero “empujón” para marcar su territorio, pero Beyoncé logró que Nicole se alejara del productor.