Desvíos millonarios en nómina magisterial y comisionados

Xalapa
En los últimos años, el gobierno de Veracruz ha desviado más de 13 mil millones de pesos del gasto para educación y pago de nómina magisterial de educación básica y normal , y hasta 2018 el pago a comisionados de sindicatos persistía, revela la Auditoria Superior de la Federación (ASF).
Los recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) que luego (en 2013) fue sustituido por el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), y que sirve para pagar los salarios federalizados de docentes, administrativos y directivos en el sector educativo público desde preescolar hasta secundaria, además de escuelas normales, se ha utilizado de forma irregular.
En promedio del 2010 al 2017, el gobierno de Veracruz desvió 2 mil millones de pesos del gasto educativo cada año y aunque hay seis denuncias ante la entonces Procuraduría General de la República por estos hechos, el dinero no ha sido recuperado hasta el momento.
La revisión de las auditorias mostró que se permitió el pago de 388 millones de pesos a más de mil comisionados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
El informe “Impunidad en la nómina magisterial”. Uso y abuso del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo, presentado hace unos días por la organización México Evalúa revela que el ejemplo más representativo de un gobierno estatal que presentó irregularidades en el manejo de los recursos de la nómina magisterial y administrativa es Veracruz.
Entre las principales irregularidades detectadas en Veracruz con recursos del FAEB se encuentran: desvío a fines distintos de los educativos, la transferencia de recursos públicos educativos a cuentas bancarias de particulares, el pago ilegal de comisionados sindicales, aviadores, y pagos a personal en centros de trabajo fantasma o por recursos ejercidos cuya comprobación no pudo hacer la autoridad.
Los comisionados en Veracruz gasto millonario
El informe dice que el gobierno de Veracruz trianguló a lo largo de varios ejercicios fiscales los recursos de diferentes fondos educativos, argumentando que lo hacía para hacer frente a la carga de la nómina educativa federalizada. No obstante, dichos recursos desaparecieron de las arcas estatales, generando un grave problema en el estado, al provocar el retraso de pagos de bonos, prestaciones y salarios de docentes.
Además, pese a que las autoridades hicieron las retenciones para el pago del FOVISSSTE y de la seguridad social del personal educativo, la autoridad veracruzana no transfirió dichos recursos a las instancias federales correspondientes.
El documento señala que el pago ilegal de comisionados sindicales –federal y estatal– representó el 12.2% de las irregularidades. Este hecho fue más evidente en Chiapas, Baja California Sur, Zacatecas, Veracruz y Sonora.
El informe de Evalúa ejemplifica estos gastos, cuando revela que entre 2015 y 2018 líderes del SNTE se vieron beneficiados de pagos indebidos con cargo al Fone, obteniendo salarios de 500 mil pesos por licencias de comisión.
Este fue el caso del ex secretario general de la sección 32, Juan Nicolás Callejas Roldán que, además de ser diputado local por el PRI, recibió recursos de la nómina docente mientras era dirigente sindical, beneficios irregulares que se han extendido a diversos miembros de su familia, como su hija, Judith Callejas Roldán.
Hasta julio del 2018, se detectaron personas comisionadas con cargos sindicales que cobraron altos salarios en la nómina del FONE, como: Julio Muñoz Díaz , jefe de sector de escuelas secundarias técnicas (2015-2017) con un salario de 513 mil millones de pesos.