Detienen a El Lagarto, implicado en la masacre de Minatitlán

Xalapa
La Secretaría de Seguridad Pública informó de la detención de Jesús “N”, alias “El Lagarto”, uno de los principales responsables en la masacre de 13 personas en Minatitlán el pasado 19 de abril. Mediante un comunicado la dependencia dijo que esto se logró gracias a la coordinación entre la policía federal y las fuerzas de seguridad de Campeche.
De acuerdo a los datos de seguridad, “El lagarto” fue capturado esta madrugada en el municipio de Escárcega y sería el jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva generación en la región sur. Apenas hace unos días, fue detenido Ernesto “N” alias “Mingo” quien es hermano de Jesús “N” “El lagarto”, ambos integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación.
El “Mingo”, de acuerdo con lo investigado por los grupos de inteligencia, es el encargado de la operación logística de la agrupación delincuencial en Minatitlán, pues se encarga de la distribución de droga entre narcomenudistas.
El pasado 3 de mayo, también fue detenido Adrián “N” alias El Pelón, en Cosoleacaque, quien era trabajador de Pemex y está ligado a la matanza de Minatitlán. Adrián ya fue vinculado a proceso y se encuentra en prisión preventiva por un delito que no tiene que ver con los hechos de Minatitlán, reconoció el gobernador Cuitláhuac García.
El mandatario también informó que había detenidos por el caso, que posiblemente estaban vinculados con los hechos y que serían interrogados. Cabe recordar que el fiscal general del estado, Jorge Winckler informó que el móvil de la matanza donde también fue asesinado un menor de un año, fue la disputa por la venta de droga en bares de la ciudad.
De acuerdo al relato del Fiscal, los sicarios llegaron a la fiesta de cumpleaños en un lugar conocido como “La Palapa”, y con la frase: “Con esto no se juega”, abrieron fuego contra “La Becly”, dueña de dos bares en Minatitlán y el resto de los asistentes a una fiesta que dejó como saldo 13 personas muertas.
En conferencia de prensa, informó que la primera hipótesis del móvil del crimen es una venganza por la disputa de distribución de droga en bares entre el cartel Jalisco Nueva Generación y los Zetas.