Músicas étnicas debieran integrarse a educación musical

Xalapa
César Guzmán Portal, músico y académico de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), presentó la conferencia magistral “¿Por qué son importantes las músicas étnicas de México para la educación musical universitaria contemporánea?”, como parte del 4º Foro Estudiantil de Etnomusicología.
En la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana (UV), anfitriona del evento, el académico desarrolló un minucioso análisis de la importancia de la divulgación y la difusión de la música étnica del país, desde la perspectiva de la educación musical universitaria y la adquisición de habilidades básicas de esta bella arte.
Detalló a qué se refiere el término “habilidades musicales básicas”, así como qué le llevó a plantearse la pregunta que dio el título a su conferencia; asimismo, comentó que en estos últimos tiempos se ha dedicado a estudiar artículos relacionados con la educación musical en el nivel básico.
“Me parece que toda esta situación que vivimos de la educación a nivel básico se debe a una serie de proyectos que por lo general han venido de los gobiernos –buenas ideas algunas de ellas–, pero lamentablemente no han logrado fraguar, mantenerse suficiente tiempo.”
Añadió que el tema de la práctica musical desde la primaria y secundaria no es un asunto reciente y como ejemplo citó que en 1921, cuando se creó la Secretaría de Educación Pública, se hizo lo propio con el Departamento de Educación Musical adscrito a ésta.
Un dato histórico más que citó y muestra el tratamiento que el tema ha tenido en el país, fue el Primer Congreso Nacional de Música “Salud y Fraternidad Artística” de 1926, concretamente lo planteado ahí por el musicólogo Jesús Carlos Romero, quien dijo: “Pretendemos justificar nuestro arte, pero lo desconocemos, al grado que para muchos no existe; pretendemos hacer de nuestro folklor algo que ostente un sello indiscutible de mexicanismo, pero ignoramos los elementos de los que podemos servirnos para ello”.
Para el académico de la UAA, la tesis de Romero se dirige al exclusivo conocimiento de la música europea que en ese entonces prevalecía en el Conservatorio Nacional de Música, en contraste con la realidad musical mexicana.
Para Guzmán Portal, actualmente la cultura popular en las regiones del país es variada y el impacto en la cultura de la sociedad es diferente; por otro lado, la dificultad en el desarrollo de habilidades musicales de los jóvenes al momento de ingresar a la universidad persiste durante los primeros semestres.
Tres fueron las conclusiones planteadas por Guzmán Portal: que las músicas étnicas pueden complementar eficazmente la educación musical de las generaciones actuales; que al vivir en un país rico en músicas étnicas y ser estudiosos de la música propia, debería hacerse difusión y divulgación para formar mejores personas y músicos; y que una característica de esta época es que algunas causas que hoy son realidad han emergido de la sociedad misma que se organiza y después los gobiernos en turno adoptan y hacen oficial.
A manera de ilustrar, cerró con una frase de Jacques Attali: “Hay que aprender a juzgar una sociedad por sus ruidos, por su arte y por sus fiestas más que por sus estadísticas. Al escuchar los ruidos, podremos comprender mejor adónde nos arrastra la locura de los hombres…”.