Nicolas Cage quiere muchas preguntas en México

CIUDAD DE MÉXICO
“¡Me encantaría ir a San Miguel!”, dijo hace meses Nicolas Cage a Sarah Hoch, cuando ella le platicó la posibilidad de asistir como invitado al Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF), cuya edición 2019 arranca el viernes próximo.
“¡Vamos a ver cómo está el verano, pero vamos al cine, vamos al cine!”, repetía el actor de “La leyenda del tesoro perdido” y “Ghost rider”.
Al final, hace 10 días, Cage confirmó su asistencia. Y se le rendirá un homenaje en el Jardín Principal de San Miguel de Allende, primera sede del GIFF, y ofrecerá una master class en lugar por definir, pues se desea dar acceso a la mayor cantidad posible de interesados.
El mismo Cage eligió los filmes que desea se proyecten, entre ellos “Leaving Las Vegas”, que le dio el Oscar 1995 como Mejor actor y la comedia “Besos de vampiro”, de 1988.
“Viene en la mejor disposición, quiere ir a sus pelis, quiere preguntas y respuestas con el público y estar en eventos del festival”, comenta Hoch, directora del certamen cinematográfico, que cumple 22 años.
Cage se suma al realizador Gus Van Sant (“Elefante”) a quien también se le rendirá homenaje en la ciudad de San Miguel y al cineasta Terry Gilliam (“Brazil”), que estará en Guanajuato.
El arribo de los invitados internacionales no genera más gastos para el certamen, que por ahora opera con un 60% de presupuesto con relación al año pasado.
“Ellos no nos cobran, claro, hay atenciones especiales, vehículos, seguridad que no está proporcionando el Estado y el municipio”, detalla.
Con ángel. Hoch recuerda que hace cinco meses, ante los cambios gubernamentales que dificultaron conseguir recursos públicos, se pensó en cancelar parte del certamen.
Sólo quedaría San Miguel de Allende, dejando de lado la capital guanajuatense.
“Y se fueron dando las cosas, ahora que vengan todos, aunque sean confirmaciones de último minuto, dan felicidad”, dice.