Seguridad Social para las trabajadoras del hogar en Veracruz

Veracruz
Desde el primer día de este mes inició el programa piloto de afiliación al IMSS de las trabajadoras domésticas en nuestro estado y en otras ocho entidades del país (Estado de México, Ciudad de México, Jalisco, Puebla, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca y Guanajuato), donde se calcula que se concentra el 59 por ciento del trabajo del hogar. Es un esfuerzo enorme el que realizan conjuntamente la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Instituto Mexicano del Seguro Social para que desde esta incorporación, comiencen a recibir los beneficios del servicio médico ellas y sus familias a partir del primer día de mayo próximo.
Es una deuda social histórica que al fin podrá resarcirse por decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador en su propósito de dar puntual cumplimiento a la ley y hacer justicia a los sectores más desprotegidos de la República, y en apego al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que en diciembre pasado declaró inconstitucional que los patrones de empleadas domésticas no estén obligados a registrarlas ante el IMSS por no existir razón legalmente válida por la cual la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluyan el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social, que todo el tiempo ha provocado discriminación injusta contra dichas trabajadoras.
Se calcula que son más de 2.3 millones de trabajadoras y trabajadores del hogar (nueve de cada diez empleados del hogar son mujeres, según cifras del INEGI) que han permanecido durante todo este tiempo en esa posición de discriminación, y con este programa piloto se inicia una transición progresiva del régimen de afiliación voluntaria al régimen de afiliación obligatoria.
Además, deberá someterse a análisis el tipo de trabajo que se realiza actualmente para éste que no siga siendo objeto de condiciones inadecuadas, extensas jornadas y bajos salarios, alejado del concepto de trabajo digno marcado en nuestra máxima ley, lo que quiere decir, que deben ser tratadas con respeto por sus empleadores, desempeñen sus tareas en espacios seguros y libres de violencia, cuenten con prestaciones como aguinaldo, vacaciones pagadas y días de descanso a la semana.
De este programa anunciado en días pasados, se ha realizado una amplia difusión e instalado módulos en lugares públicos para brindar asesoría a trabajadores, y también a sus empleadores, para que se facilite la afiliación en el IMSS.